sábado, 5 de diciembre de 2009

Vampy en Urgencias

Estaba ayer por la tarde en casa tranquilito cuando se me acerco la Vampy y le note algo raro en la cara. Tenía el ojo izquierdo hinchado. Me asuste ya que el día anterior le habían vacunado y podría ser algún efecto secundario. La iba a llevar al veterinario pero junto estaba cerrado por 10 minutos. Llamé a Javier y le conté todo, me dijo que no me preocupara que cuando el viniera si seguía así la llevaríamos a Urgencias. En menos de cinco minutos le llame para decirle que la perra había empeorado y que me la llevaba corriendo al centro de Urgencias de Bravo Murillo. Antes de salir llamé y le dije a la veterinaria lo que pasaba; me recomendó que la llevara. Así que me cambie el pantalón del pijama y me fui corriendo tal como estaba.

Una vez allí me estuvo preguntando sobre lo que había estado haciendo la perra durante el día, le conté que justo antes de darme cuenta de la inflamación había vomitado espuma. Me dijo que no podía ser de la vacuna porque habían pasado demasiadas horas. Le palpo, le tomo la temperatura (tenía unas décimas de fiebre) y le miro la cara. Ahora tenía inflamado el ojo izquierdo, el derecho y los papos. Me dijo que era una reacción alérgica pero no sabemos a qué. Le pincho tres veces, y en el rato que estuve dándole mis datos a la veterinaria se le noto mejoría en la hinchazón.

Al llegar a casa le quite la comida y la envolví en una toalla húmeda tal como me dijo que hiciera la chica.
Cuando llego Javier ya estaba casi perfecta.


Menos mal que quedo todo en un susto… pero el mal rato no me lo quita nadie...

1 comentario:

  1. Qué susto nos ha dado. Menos mal que mi perrita está bien!!!!!

    ResponderEliminar