lunes, 12 de noviembre de 2012

Yo también sufrí acoso en Salesianos (Córdoba)


Hace unos días me llegó la noticia del abuso escolar de un niño de 13 años en el colegio Salesianos de Córdoba. Decía que el niño había sufrido el acoso verbal de compañeros e incluso llegó a haber violencia. Los padres fueron a pedir explicaciones al centro y su respuesta fue es un hecho puntual y eso es cosa de niños. Ante tal hecho la familia ha denunciado al colegio.


Pues bien desde aquí me solidarizo con esa familia ya que yo estudié en ese centro y también sufrí acoso durante años. 

Los años que pasé allí, que no son pocos (estuve desde 1ºPrimaria a 2ºBachiller), tuve que sufrir insultos, risas, bromas, etc. de niños del colegio mientras que el profesorado se mostraba impasible.

Según las noticias, el chico de 13 años no iba al baño por miedo. Yo también sufrí ese problema, no era capaz de entrar en los baños y siempre iba a última hora del recreo a unos baños que no eran transcurridos al lado del patio de tierra del colegio. 

Los recreos siempre estaban plagados de insultos y vejaciones al estilo “eh, maricón”, “Tete (era el apodo que tenía) ven aquí que te la pete”… y risas continuadas. Además estaban las bromas que iban siempre por el mismo camino.

Siempre estuve callado y en casa no decía ni una palabra al respecto, cosa que ahora me arrepiento ya que de haber hablado a más de uno se le podía haber caído el pelo.

Con los años fui haciéndome una especie de caparazón del que aun hoy en día no he salido y que me impide relacionarme con normalidad con la gente. Todo el que me conoce me relaciona con un chico cortado, poco hablador y tímido, pero la verdad es que todo el maltrato psicológico al que estuve sometido me ha pasado factura y no se como aprender a confiar más en la gente. Siempre tengo el pensamiento de “¿y si digo algo y se empiezan a reír de mí?”.

Los peores años fueron los de bachiller (que no llegué a acabarlo allí). Mi protección y evasión a lo que vivía siempre habían sido mis amigas, sin embargo en bachiller no caímos en la misma clase y me vi solo, enclaustrado, ignorado y renegado a una esquina de la clase a la que pocos miraban.

Ya en 2ºBachiller la cosa fue insoportable. Mis problemas personales se juntaron con el acoso y derribo diario y un día acabé sobrepasado y me tuve que ir a casa llorando, en mitad del día y con un ataque de ansiedad tremendo.

En el colegio había profesores que te juzgaban si sacabas malas notas, te ridiculizaban y hacían bromas al respecto. Como era de esperar, ese año mis notas cayeron en picado porque aunque estudiara no lograba asimilar lo que leía, mi cabeza no funcionaba bien.

En esa época hice amigos nuevos fuera del colegio. Un día haciendo el típico test que por entonces estaba de moda en internet, un amigo ante la pregunta “¿Qué cambiarías de Rafa?” respondió: “Su mirada, siempre es una mirada triste”. Es una anécdota que muestra como me veía la gente por entonces. 

Mi ida fue un día en la mitad de la primera evaluación, estábamos en clase de Química con una profesora que además era la jefa de estudios de secundaria. Estaba dando los resultados de la pre evaluación. Cuando me tocó el turno me dijo que evidentemente estaba suspendidísimo y se puso a reírse y burlarse ante tal cosa. Fue la gota que colmo el vaso. Cogí mis cosas y me marché para no volver.

Mi madre quiso denunciar al colegio, pero no se lo permití. No me veía con fuerzas para enfrentarme a todo de nuevo y lo dejé pasar.

Al enterarme de la noticia me he sentido un poco responsable. Pienso que si hubiese denunciado el caso, ese niño podría no haber sufrido lo que ha tenido que pasar y que todo podría ser diferente.

Desde aquí, por si alguien lo lee, quiero decirle a la familia que cuente con mi apoyo y ayuda en lo que necesite. Que no están solos. Y que tengo constancia que no somos los únicos casos en ese colegio.

22 comentarios:

  1. Yo también me solidarizo, no estudié en ese colegio pero por lo que he leído en el que yo estudié no era mucho mejor, lo pasé fatal y gran parte de mi carácter se lo debo a las barbaridades que sufrí de pequeña en ese “antro de nazis”. Todo lo sufrido a edades tempranas marca de por vida, pero parece ser que eso la gente o no lo ve o ni les importa. En fin…desde aquí mi apoyo a los afectados.

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasó algo parecido en el instituto, solo que también me pegaban constantemente...

    ResponderEliminar
  3. Rafa, siento mucho si tu experiencia en la adolescencia no fue positiva, ojalá en su momento hubieras encontrado una solución a tus problemas.
    Pero creo que en este caso no debes de dejar llevar sólo por lo que cuentan los medios de comunicación sólo con la información que ha dado un primo de la familia. De hecho, el colegio no ha sido denunciado, ni nadie se ha tomado a broma el asunto y se ha solucionado de la mejor manera posible, que es hablando del tema. La policía no ha visto indicios de acoso, ya que lo que le dijo el niño a su primo no era del todo cierto (más bien muy poco). Ya era raro que los padres no denunciaran por sí mismos. Han retirado la denuncia(que era a otros niños), y el colegio en todo momento se ha mostrado preocupado y con ganas de solucionar el problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya que parece ser que tú sabes más que cosas de las que cuentan los medios de comunicación ¿Te importaría decir cual ha sido "la mejor manera posible" con la que el colegio ha solucionado el problema?. ¿Estas seguro de que se ha retirado la denuncia?; ¿Y de que la policía no ha visto indicios de acoso?. ¿Se ha preguntado a niños del colegio?; ¿Han confirmado lo dicho por el niño o no?. Tu comentario delata "la preocupación y las ganas de solucionar el problema" que realmente hay.

      Eliminar
    2. Tu anónimo yo soy el primo u la denuncia es real de hecho la sostengo con pruebas. No mientas y da la cara "cobarde" y por cierto los padres fueron quienes delegaron en mi este asunto porque les sobrepasaba. " hipócrita"

      Eliminar
  4. Condeno todo acto dirigido a menospreciar,humillar,postergar y/o ignorar a alguien. Sea cual sea la edad de quien lo haga no deja de ser un agresor. Pero si se le suma el agravante de una supuesta preparación para educar,eso ya raya en la aberración. Es difícil,muy difícil volver a confiar en los demás después de pasar por una experiencia tan traumática,no lo dudo. Pero piensa que no todo el mundo es "malo" y que haciendo perdurar en el tiempo la fobia social que te provocaron tus agresores,sólo consigues que ellos te sigan acosando a pesar de haber transcurrido los años y el único que sigues sufriendo,eres TÚ.Si a ellos no les importaste en su día,imagínate ahora. No les des ese gustazo y lucha por superar tus recelos. Seguro que ganas más que pierdes.Bsos y p'alante. MJAJ.

    ResponderEliminar
  5. Yo estudie, también en los salesianos pero no en los de Córdoba yo estudie en el COLEGIO SALESIANOS SAN PEDRO de SEVILLA. Mas bien conocido como los Salesianos de Triana.
    Y pongo la mano en el fuego, que lo que dice este chaval es todo cierto porque yo también sufrí acoso escolar porque conmigo se metían porque decía que yo era gay, mal interpretaban cosas que yo no había dicho, incluso muy pocos se querían juntar conmigo, y me juzgaban de cosas que no tenían pruebas me tenían prácticamente ignorado y muchas veces se metían conmigo, estuve muy solo el día de mi graduación.
    Por una parte, quería abandonar ese colegio y por otra no quería hacerlo. Tenia que ser lo suficientemente FUERTE para aguantar todo ese tipo de acoso no abandone el Colegio porque yo ya venia de otro colegio que me iba malamente los
    estudios porque esos profesores eran casi todos unos CABRONES pero mis compañeros de clase se portaban muy bien conmigo y en los SALESIANOS me pasaba lo contrario.
    Recuerdo que en el 2º año de curso queria irme a estudiar al instituto público en vez de estar en los SALESIANOS porque no aguantaba mas esa situación.
    Pero mi familia no me dejo porque decia que en ese colegio estaba aprobando pero claro no sabian el problema que tenia con mis compañeros de clase. Y tenia miedo de que los profesores me cogieran manía y empezara yo a suspender
    La cosa es que seguí en ese colegio y aguante hasta el final hasta que me gradué.
    Ese colegio era horrible, todo lo que había era grupitos de chicos/as pijos que la mayoría tenían un carguillo en una hermandad religiosa que en mi opinión mucha iglesia pero muy poca humanidad con las personas asín que fíjate lo que me toco y todos mis compañeros que me toco habían estudiado allí toda la vida o venían de otros colegios religiosos que eran igual de jilipolla que el resto estaban todos adoctrinados y se creían que eran los " amos del colegio" menos yo claro que venia de estudiar en un instituto publico lo cual chocaba en el ambiente, no querían agregarme ni al tuenti pero por mi que le den por culo ahora no los necesito para nada. Me arrepiento de no haberle denunciado por xenofobia y discriminación a los que me acosaban pero en fin no lo hice.
    AHORA ME ALEGRO EN PARTE DE HABER TERMINADO ALLÍ PORQUE NO CONSIGUIERON QUE ME QUITARA DE ESE COLEGIO CONSEGUÍ YO MI TITULACIÓN SOY EL ÚNICO QUE EJERCE LA PROFESIÓN Y ENCIMA ADEMAS CONSEGUÍ UN EMPLEO FIJO SOY FUNCIONARIO Y ELLOS ESTÁN TODOS PARADOS Y SIN NINGÚN EMPLEO O EJERCIENDO ALGO DE MUY BAJA CUALIFICACIÓN. Que por cierto están todos envidiados/as conmigo porque yo gano mas sueldo que todos ellos. Y hay un refrán muy famosos el " quien ríe ultimo ríe mejor".

    ResponderEliminar
  6. Hola Rafa soy Miriam acabo de leer el blog, yo estuve contigo en el colegio y se por lo que tuviste que pasar. Yo también sufrí acoso pero fue solo durante un año, yo si se lo dije a mis padres y fueron a hablar al colegio con los profesores porque yo me quería ir del colegio y la verdad es que no hicieron nada incluso les dijeron que el problema era mío, pero bueno por suerte lo mío se solucionó y pude terminar Bachiller.

    ResponderEliminar
  7. Siento si vuestras situaciones han sido así en el Colegio Salesiano, sin embargo mis malas experiencias las viví en otro Colegio donde me pegarón, a las monjas se les iba un poco la mano, etc. Cómo veréis no digo el nombre del colegio por una razón, porque esa fue mi experiencia, sin embargo gente que sólo son dos años más pequeñas que yo o que tienen mi misma edad, tienen grandes recuerdos.
    Considero que eso no son calificativos del colegio, sino de las personas y de los niños.
    Mi experiencia en los Salesianos y la de mi hermano fueron maravillosas, a día de hoy sigo unida a los Salesianos y a sus ideales. Y me siento muy orgullosa de decir que pertenezco a los Salesianos.

    ResponderEliminar
  8. Hola. Voy a cumplir 48 años. Yo estuve en los salesianos terminando la EGB. Aparte del acoso que sufrí por parte de is compañeros (en aquel tiempo solo había chicos), lo peor fue sufrir los manoseos de los curas y los no curas que impartían clase en aquella época: don Hilario, el "father", don Francisco Pastor, etc. Fue la peor etapa de mi vida. Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  9. Salesianos Córdoba el mejor colegio del mundo, ya no es un colegio es una gran familia donde todos nos ayudamos unos a otros, los mejores momentos de mi vida los he vivido en ese colegio.

    ResponderEliminar
  10. yo no estuve en este colegio. pero si estuve compartiendo experiencia en los salesianos de jaen. puedo decir que a mi en particular me quitaron las ganas de seguir con ellos. yo fui a ellos, porque tenia vocación sacerdotal y eso fue lo que me llevo hasta allí. la comunidad se componia de tres sacerdotes y un hermano. por entonces yo tenía unos 24 o 25 años. creo que a esa edad, las cosas las tienes muy claras. el trato recibido fue muy frio y distante por parte de todos ellos. yo me he preguntado en muchas ocasiones:
    ¿a donde esta el espiritu de don bosco aquel que veia a cualquier chaval y se lo llevaba a su casa para enseñale lo que es realmente un buen salesiano? con el tiempo, me aburri de todos ellos y nunca he vuelto a verlos. hoy en dia, hay muy pocos religiosos que sepan valorar lo que es una vocacion. lo primero que te preguntan es si tus padres estan metidos en algun movimiento que a ellos les guste. son mensajeros falsos de un evangelio adaptado a ellos para su propio bien y beneficio. la iglesia primitiva no es la misma que hoy tenemos los catolicos. por eso no me estraña la cantidad de criaturas que habran sufrido malos tratos por parte de esta gente sean frailes o mojas. hay que denunciar a toda esta gentuza para que sepan como son en realidad. yo animo a todos aquellos que han sentido en sus carnes cualquier tipo de malos tratos sea del tipo que sea. un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Salesianos Córdoba es el mejor colegio del mundo entero, en ese colegio comprendí el significado de la palabra amistad, pude entrar de prácticas de profesor de secundaria y siempre he castigado los actos fuera de lo común, yo fui a un publico 3 años y allí no llegue a sufrir acoso pero no encajaba bien, por suerte pude volver a los Salesianos y me recibieron con los brazos abiertos, para los profesores solo tengo palabras de agradecimiento. una casa, un colegio, una familia, un gran sueño.

    ResponderEliminar
  12. Salesianos Cordoba tapó los abusos de Luis Fernandez Conde, alias el Willy con, al menos, un menor.
    Y tan panchos. Cuando vieron que aquello se podia descubrir li enviaron a Canarias.

    ResponderEliminar
  13. Pues por esos años estuvimos mi hermano y yo en los Salesianos y no recordamos casos tristes como el que aquí se relata.
    Pienso que si tu no quieres que se burlen de ti, no se burlan. Porque a bruto tu, más bruto yo.
    De todas formas voy a creerme esto que aquí se dice porque sí, aunque no se por que mencionarlo ahora. Es morboso.
    Y saben por que me cuesta creerlo porque aquí se dice que los eucaliptos era pequeños y en los años cincuenta eran enormes.
    Un futbolista del Córdoba, un tal Palacios, era de mi clase.

    ResponderEliminar
  14. Pues por esos años estuvimos mi hermano y yo en los Salesianos y no recordamos casos tristes como el que aquí se relata.
    Pienso que si tu no quieres que se burlen de ti, no se burlan. Porque a bruto tu, más bruto yo.
    De todas formas voy a creerme esto que aquí se dice porque sí, aunque no se por que mencionarlo ahora. Es morboso.
    Y saben por que me cuesta creerlo porque aquí se dice que los eucaliptos era pequeños y en los años cincuenta eran enormes.
    Un futbolista del Córdoba, un tal Palacios, era de mi clase.

    ResponderEliminar
  15. Yo fui alumno de ese colegio al principio de la década de los 60, en pleno auge del nacionalcatolicismo.
    Fue la época más nefasta de mi vida y que me ha dejado secuelas traumáticas que aún perduran.
    Las jornadas escolares eran largas y se gastaban mayormente en actos religiosos: misa, exposición del santísimo y rosario diarío, novenas, los terribles ejercicios espirituales (todo el día en silencio y escuchando sermones terroríficos sobre el infierno), meses de maría y la hostia en verso.
    No había día libre porque era obligatoria la asistencia a misa dominical en el colegio.
    Un muro alto separaba a los de 'balde', que eran alumnos cuyas familias no podían pagar, del resto. Los de balde no recibían título de bachillerato pese a estudiar lo mismo. Tenían su propio patio (vendido en la burbuja inmobiliaria).
    El ambiente era subrealista. Desde curas santurrones que había que besarles la mano a cada encuentro, a sádicos que nos daban palizas en clase por no saber responder a preguntas, a pervertidos que solo pensaban en sobarnos y restregarnos su miembro. Los profes eran todos curas o jóvenes futuros curas que sin preparación ninguna (solo sus propios bachilleratos) impartían asignaturas importantes.
    Era asqueroso y terrorífico. Teníamos que llevar siempre encima un carné que te podían pedir en cualquier momento y en el que apuntaban notas. Una vez a la semana se pasaba por clase el consejero (cargo disciplinario que iba armado con una campanilla que agarraba del badajo y golpeaba con la manilla en la cabeza) para leernos los puntos del carné en una ceremonia del terror. Recuerdo cómo le divertía vernos muertos de miedo pues el castigo era pasar el jueves por la tarde y el domingo encerrados en el colegio expuestos a sus maldades.
    Podría seguir pero lo dejo aquí, solo voy a añadir que en esa época no había alternativa educacional, la educación era monopolio de la iglesia y no había colegios laicos por lo tanto no había otra opción, bueno sí la había, el instituto, pero allí estabas en manos de falangistas, que creo no eran tan malos como los curas.
    Todo esto podría corroborarlo cualquier compañero de esos años.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy un exalumno salesiano agradecido docente médico psiquiatra y psicoterapeuta y pese a las falencias hallables en TODAS las instituciones educativas, incluidos hechos de buling y abusos desonestos, soy testigo privilegiado como terapeuta que estadisticamente es muchísimo menor la incidencia de errores en las instituciones religiosas y particularmente salesianas, comparadas con las públicas estatales .Por ello he enviado a mis 4 hijos a colegios salesianos, siendo hoy todos ellos profesionales agradecidos de la educación recibida.Se oye más un grito de rabia y dolor por lo que se sufrió en el colegio que 99 sonrisas agradecidas por los valores aprendidos. LAMENTO Y CONDENO LOS ABUSOS sufridos por algunas victimas pero resaltó el beneficio educativo recibido por la inmensa mayoria

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar